El capital humano del Grupo es nuestro activo más preciado. Cada empleado tiene una cuota de experiencia, habilidad y energía que proporciona respuestas a las demandas y necesidades de nuestros clientes. El Grupo SULO está especialmente comprometido con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas: Trabajo decente y crecimiento económico, igualdad de género y buena salud y bienestar.

2.500 Empleados comprometidos y responsables

En 2021, el grupo contaba con 2.500 empleados permanentes en más de 40 filiales, de los cuales más de 700 en nueve centros de producción industrial. Por tanto, la implantación decididamente europea del Grupo tiene un fuerte impacto en las regiones donde se redistribuye su valor añadido. Es un aspecto importante de nuestra responsabilidad social proteger los puestos de trabajo locales en las regiones más cercanas a nuestros clientes de las autoridades locales.

Reconocer y desarrollar las habilidades de cada uno.

El grupo SULO quiere ofrecer a sus empleados oportunidades para progresar en su carrera y desarrollar su empleabilidad. El Grupo lleva a cabo una política de formación ambiciosa y dinámica para que todos puedan encontrar su lugar y florecer. El 54 % de los empleados del Grupo recibió formación en 2019. En nuestros centros de producción, la realidad virtual está haciendo su aparición para formar a los operarios en cuestiones ergonómicas, pero también para transmitir conocimientos e información sobre procedimientos poco frecuentes. La ética, el respeto de los derechos humanos y la lucha contra la discriminación forman parte de las directrices del grupo SULO, tanto en sus propias actividades como en las realizadas por sus subcontratistas. La ambición de la empresa es fomentar el desarrollo económico local y establecer asociaciones con todos los actores locales. Más que una cadena de producción, se trata de una cadena de valor al servicio de las colectividades locales. La inclusión de los grupos más vulnerables es una parte natural e integral de nuestra hoja de ruta. La guía de ética del Grupo refleja los valores del Grupo y establece el código de conducta al que debe atenerse cada uno de nuestros empleados en todos los ámbitos de la vida de la empresa, como el derecho de la competencia y la confidencialidad.

Nuestra política de grupo para la integración social y la seguridad

SULO promueve iniciativas en los ámbitos de la contratación de trabajadores discapacitados, el mantenimiento del empleo, la subcontratación a centros de empleo ESAT y la contratación con contratos de estudio y trabajo para dar a todos una oportunidad de empleo.

Diálogo social abierto y transparente

Compartir e intercambiar con los empleados es una prioridad para el Grupo. Esta política de diálogo abierto y transparente permite prever y apoyar las transformaciones de la empresa con un espíritu constructivo y de respeto mutuo. La RSC se está extendiendo actualmente y en Francia, por ejemplo, la participación de los empleados en los beneficios incluye un criterio de RSC para la recuperación/reutilización de piezas usadas.